REVISTA MASH
Facebook Facebook Facebook
26/12/2006 | Visitas: 5710
Cierre del año cervecero 2006
Un espectacular día fue el marco del tradicional encuentro cervecero que año a año nos reúne para cerrar la temporada cervecera, junto a nuestras familia y amigos.

El verano trae consigo las temperaturas ideales para disfrutar de la playa o la pileta pero para muchos de nosotros se terminan los días propicios para elaborar cerveza en casa.

La temporada cervecera finaliza y no encontramos mejor forma de despedirla que compartir un día especial en compañía de familiares y amigos.

Este año elegimos un hermoso lugar en Ciudad Evita, provincia de Buenos Aires.
El 8 de Diciembre pasado, en el club Hípico de esa localidad se encontraron 120 personas de lugares diversos, entre las que se encontraban cerveceros de La Plata, algunos integrantes del grupo “La Abadía de Lomas” y la gente de cerveza Aoniken.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cerca de las 11:00 hs comenzaron a caer los primeros y al mediodía ya estaban casi todos. En una mesa cercana a las choperas, fiambres, quesos, lechón, pickles y una variedad de panes artesanales dieron forma a esa picada que nunca debe faltar antes de un buen asado. Acompañando y saciando la sed de los comensales estaban una Dry Stout (Marcelo Gonzalez ), una Pale (Ricardo Aftyka), una rubia con trigo (Humberto Fini) y una IPA (Eduardo Requena, Maxi Gagliardi y Pablo Gigliarelli)


Mientras tanto la carne iba tomando color en la parrilla y cuando estuvo a punto se ubicaron todos en las mesas y comenzamos a servir. Empezamos con los chorizos, las morcillas y el lechón. Mas tarde les toco el turno al asado y al vacío con la huella indiscutible de la buena mano que tenia nuestro asador.

Como es de suponer, Las choperas en ningún momento dejaron de llenar una colorida variedad de vasos
Para terminar servimos helado como postre y comenzó la sobremesa. Aprovechamos entonces para vender las rifas que tendrían como premio un corni de 19ltr y una de nuestra remeras.

A la hora de la merienda y cuando ya se veían algunos mates dando vueltas, pusimos en la mesa las bandejas de facturas y empezó la ronda de lo que sería una de las atracciones del día, el CorniCoffee, un café que emanaba caliente de un Cornelius otorgándole una llamativa y muy agradable espuma.....

La jornada llega a su fin y comienza el regreso a nuestros hogares y nos llevamos el mejor de los premios, la felicidad de todos aquellos que participaron haciendo de ese día algo inolvidable......

Para terminar no queremos dejar de agradecer a la gente de Minicervecería y de BaBrew por la colaboración prestada para la realización de nuestro encuentro.